sábado, 22 de junio de 2024

Díaz-Canel: “sabemos lo que representamos en ejemplo para América Latina”

En la reciente entrevista otorgada al periodista español Ignacio Ramonet, el mandatario abordó algunos de los principales asuntos de la agenda política económica y social de Cuba...

Haroldo Miguel Luis Castro en Exclusivo 16/05/2024
0 comentarios
Ramonet y Canel
Entrevista concedida por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, a Ignacio Ramonet, catedrático y periodista español, en el Palacio de la Revolución, el 11 de mayo de 2024, “Año 66 de la Revolución”(Tomado de Cubaminrex)

“Si nosotros estamos tan equivocados, si somos tan ineficientes, si de verdad somos tan fallidos, no me apliques ninguna sanción, deja que me caiga. Pero no, sé que el ejemplo de Cuba, y te lo digo sin ninguna expresión de vanagloriarnos ni mucho menos, sin ningún chovinismo cubano…, sabemos lo que representamos en ejemplo para América Latina, el Caribe y para el mundo”.

Así los aseguró el presidente de la República y Primer Secretario del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en una entrevista concedida al conocido periodista y académico español Ignacio Ramonet.

Realizada el pasado 11 de mayo en la sede de gobierno, la extensa conversación abordó algunos de los principales asuntos de la agenda política, económica y social del país. De hecho, el mandatario ofreció su visión sobre varias de las causas que han incidido en el deterioro de la calidad de vida de la población durante los últimos años.

Entre ellas, el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto de forma unilateral por los Estados Unidos (EE.UU.) durante hace más de medio siglo, el cual desde 2019— y con la entrada en vigor en la gestión de Donald J. Trump de más de 243 medidas coercitivas—ha dificultado todavía más las ya de por sí complejas operaciones de exportación e importación.

 

Una realidad que no solo golpea a la rama empresarial y productiva, sino al resto de los sectores, incluido, por supuesto, el de la salud, la educación y el transporte. Y que se agrava con la inclusión de la nación en la lista—igualmente confeccionada por EE.UU.— de supuestos estados patrocinadores del terrorismo.

El dominio a escala global del aparato financiero estadounidense, por solo citar un ejemplo, ha hecho que los bancos cierren operaciones con entidades cubanas por miedo a ser multados por el Departamento de Estado o del Tesoro, lo que dificulta la adquisición de insumos imprescindibles para la satisfacción de las necesidades más elementales.

“Nosotros hoy somos un país que vive de la cuenta corriente, o sea, qué ingresaste esta semana y cómo eso lo distribuyes entre una cantidad tremenda de prioridades que tiene el país que no pueden ser cubiertas con los ingresos en una sola semana”, reconoció el mandatario; que también admitió como resultado de todo ello, la incapacidad para desarrollar a plenitud la actividad económica y la carencia de divisas necesarias para operar en el mercado internacional.

Ante tal panorama, aseguró, se ha diseñado un Programa de Estabilización Macroeconómica que se va a desarrollar en primera instancia hasta el 2030, en el que se incluyen los problemas de inflación y del mercado cambiario, atiende la política monetaria, la política fiscal, los incentivos para la producción nacional y las exportaciones. Y aborda cuestiones relacionadas con los salarios, las pensiones, las políticas vinculadas al uso de las finanzas y la asignación de recursos, el papel de la empresa estatal y su reciprocidad con otros actores económicos.

Todo ello, bajo la premisa de estimular la producción nacional para ganar en soberanía económica y satisfacer las necesidades y satisfacer las necesidades internas del país, lo que potenciará el mercado interno como fuente de desarrollo.

Con relación a la actual crisis energética, Díaz-Canel explicó que los continuos cortes de electricidad se deben fundamentalmente por la ausencia de combustible, por falta de mantenimiento de las termoeléctricas— muchas de ellas sobrexplotadas— o por la coincidencia de ambos factores. Sin embargo, dijo que se trabaja para que en los venideros meses de verano haya la menor afectación posible.

También anunció que se apuesta por la inversión en las fuentes renovables de energía, sobre todo la fotovoltaica, para intentar mitigar el escenario actual. “Hoy tenemos un grupo de convenios firmados, con garantías, que nos van a permitir en menos de dos años llegar a más de dos mil megawatts. Eso nos pondría en otra situación energética, porque llevaría a lograr el objetivo que queremos, de antes del año 2030 tener más de un 20% de energía renovable. Vamos a llegar a un 25%, tal vez un poco más, en dependencia de cómo puedan funcionar estos temas”.  

Asimismo, manifestó su entendimiento hacia los recientes reclamos populares y las manifestaciones de inconformidad que se han generado en los últimos meses como resultado de todas estas situaciones. Sin embargo, denunció los intentos de manipulación de las insatisfacciones por parte de la prensa estadounidense o afín a esta para mostrarlas al mundo como una oposición al modelo y proyecto de nación.

De igual forma, recordó que, a pesar del delicado contexto nacional, ha habido importantes resultados, como los alcanzados en la lucha contra la propagación de la pandemia de la Covid-19. El titular puso en perspectiva la hazaña de los científicos y médicos cubanos cuando la enfermedad azotaba con más fuerza al país y a la región, y adjudicó buena parte del mérito al pensamiento estratégico del líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, impulsor del desarrollo de la ciencia y la biotecnología.

Además, anunció avances importantes en el estudio de muchas enfermedades y de soluciones terapéuticas con medicamentos biotecnológicos para diferentes tipos de padecimientos y para, incluso, el cáncer. Un hecho que se sustenta en pilares de gobierno que incluye la consolidación de los conocimientos relacionados con la Informatización de la Sociedad, la Transformación Digital y la Comunicación Social; ámbitos en los que adelantó cambios y nuevas regulaciones a partir del diálogo con el pueblo.

Con respecto a la histórica confrontación con los EE.UU., Díaz-Canel recordó que en los últimos años la nación norteamericana solo ha contado con el apoyo de Israel en su intento de subyugar a la Isla; y manifestó su disposición de a dialogar y a hallar puntos de entendimiento desde la igualdad de condiciones, sin imposiciones y sin condicionamientos. El Primer Secretario del Partido Comunista se mostró poco optimista ante un posible cambio de política desde la parte estadounidense y denunció a las élites que se mueven en la sombra de los círculos de poder.

En otro momento valoró su reciente viaje a Rusia y su intervención en la Unión Económica Euroasiática, la cual calificó como un espacio de oportunidades ante la posibilidad de formar parte de un mercado mucho más asequible a las potencialidades de Cuba. Con relación a los BRICS, expresó su conformidad con un bloque inclusivo, que ha mostrado la voluntad de establecer relaciones de consenso, equidad y respecto con los países de África y de América Latina y el Caribe, además de representar una alternativa a la hegemonía del dólar.

Por último, al referirse al contexto geopolítico regional, el gobernante reveló su preocupación por el avance de gobiernos que facilitan los intereses neoliberales de EE.UU. y del Comando Sur, resaltó que la posición cubana siempre irá en favor de la defensa del respeto de la soberanía y la autodeterminación y ratificó la disposición de establecer relaciones de cooperación con todos basadas en el respecto y el diálogo.

 


Compartir

Haroldo Miguel Luis Castro

Periodista y podcaster


Deja tu comentario

Condición de protección de datos