martes, 21 de mayo de 2024

Cuba "ordenó" la sala y asistirá a su sexto mundial

La selección nacional de futsal venció 2-1 a República Dominicana en los cuartos de final...

José Luis López Sado en Exclusivo 18/04/2024
0 comentarios
Futbol Sala Cuba 2024
Selección cubana de Fútbol Sala. (Foto: Victor Straffon/Straffon images)

Hoy me gustaría traer a colación el título del cuento del escritor Alejo Carpentier "Viaje a la semilla". Y lo hago para mostrar mi total apoyo y satisfacción por la añorada clasificación de la selección cubana de futsal a su sexta Copa del Mundo, con sede en Uzbequistán 2024.

Lo acaba de lograr la escuadra del director técnico Osmel Valdivia, en el Campeonato Panamericano con sede en el polideportivo Alexis Argüello, de Managua, Nicaragua.

Esto era algo que no se lograba desde 2016. Cuba presumía de un excelente grupo de jugadores, encabezados por su estelar portero Wilfredo Carbó, en los finales de los años 90 y primera década del año 2000. Los campeonatos mundiales de esta dinámica modalidad futbolístico se efectúan cada cuatro años.

Y la tropa de Isven Román, Eduardo "Angola" Morales, "Papi" Portal y el letal delantero Boris Sanamé, entre otros, firmaron cuatro asistencias consecutivas: España 1996, Guatemala 2000, Taipéi de China 2004 y Brasil 2008.

Pero luego, llegaron contratiempos y pésimas decisiones que lastraron ese buen camino. No se pudo clasificar para los Mundiales del 2012 y 2021. Intermedio, si se logró asistir a duras penas a Venezuela 2016.

Por eso, junto a Carpentier, acabamos de retornar a la semilla, a un certamen que siempre nos tenía inscritos.
En Nicaragua, por el grupo B, la tropa de Valdivia abrió con par de empates: contra Canadá (5-5) y los locales nicas (2-2).

Entonces, en el último partido, era preciso ganar. Empate o derrota, dejaba al grupo sin posibilidad de avanzar a cuartos de final en busca de uno de los cuatro boletos mundialistas.

Panamá, el rival de turno, era de armas tomar. Ya estaba clasificado a cuartos. Entonces los cubanos tocaron mejor la pelota, avanzaron en busca de la portería rival, pero sin desatenciones defensivas. Y llegó el pivot habanero Jonathan Hernández para marcar los tres goles del triunfo (3-2).

Ya en cuartos, solo se podía conjugar el verbo ganar. Y Cuba lo hizo tan bien, que se deshizo 2-1 de República Dominicana con goles de Diego Ramírez y el quinto del torneo para Hernández, el hombre-gol del elenco de Valdivia.

Ya con el boleto mundialista en los bolsillos, Cuba se enfrentará hoy en semifinales a Costa Rica, actual campeón panamericano.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos