martes, 21 de mayo de 2024

Cocina de Cuba

un blog de Cocina de Cuba

Recetas cubanas divertidas y nutritivas para niños

Otro importante beneficio de hacer recetas nutritivas y divertidas es que coopera en el combate contra la obesidad infantil y otras enfermedades conectadas con una alimentación mala…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 18/04/2024
0 comentarios
Batido de vegetales
Batido de vegetales

Confeccionar recetas nutritivas y divertidas para los niños es primordial por diferentes razones. Primero, los niños son sencillamente curiosos y son más propensos a probar nuevos alimentos cuando se muestran de una manera divertida y atractiva. Emplear brillantes colores, interesantes formas y creativas presentaciones puede estimular su interés y hacer que estén más propicios a examinar una diversidad de saludables alimentos.

Asimismo, instruir a los niños sobre la conveniencia de una equilibrada alimentación desde una temprana edad puede crear las bases para saludables hábitos alimenticios a lo largo de toda su vida. Al incluirlos en la preparación de comidas nutritivas y divertidas, no solamente se encuentran aprendiendo sobre los disímiles grupos de alimentos y sus bienes para la salud, sino que asimismo se encuentran desenvolviendo destrezas culinarias que pueden conservar y enriquecer consigo mientras van creciendo.

Otro importante beneficio de hacer recetas nutritivas y divertidas es que coopera en el combate contra la obesidad infantil y otras enfermedades conectadas con una alimentación mala. Al facilitar variedades saludables de comida de una manera apetitosa y atractiva, se anima a la selección de alimentos más nutritivos sobre variables menos saludables, como son los alimentos procesados y ricos en azúcares y grasas.

Además, ver como un juego a las recetas divertidas puede transformar la hora de la comida en un rato de diversión y de conexión familiar. Experimentar con ingredientes culinarios nuevos y cocinar juntos pudiera convertirse en una actividad educativa y emocionante para hijos y padres por igual, iniciando un positivo ambiente alrededor de la alimentación y robusteciendo los lazos afectivos entre familiares.

Hacer recetas nutritivas y divertidas para los niños no solo favorece a su bienestar emocional y físico, sino que además les provee del conocimiento y las herramientas necesarias para tomar saludables decisiones sobre su alimentación durante toda su vida.

Recetas

Brochetas de frutas:

Ingredientes:

Frutabomba

Mamey

Piña

Plátano fruta

Palitos de brocheta

 

Preparación:

Lavar bien todas las frutas bajo agua corriente. Cortar los plátanos frutas en rodajas. Picar la piña y la frutabomba en trozos pequeños. Pelar el mamey y picarlo en pedazos.

Tomar un palito de brocheta y comenzar a ensartar las frutas en el orden que se prefiera. Se puede variar las combinaciones de frutas y el orden de colocación en cada brocheta para hacerlas más atractivas y coloridas.

Una vez que se hayan atravesado todas las frutas en los palitos, colocar las brochetas en una bandeja de servir o un plato. Pueden servirse inmediatamente como postre o refrigerio, o también se pueden meter en el refrigerador hasta que se encuentren listas para ser servidas.

Si se desea adicionar un toque perfecto de dulzura, se puede espolvorear un poco de coco rallado o rociar un poco de miel sobre las brochetas ante de servirlas.

 

Hamburguesas de pollo y espinacas

Ingredientes:

500 gramos de picadillo de pollo

Una taza de hojas de espinacas frescas, lavadas y finamente picadas

Media cebolla picada

Dos dientes de ajo picados

Un huevo

Un cuarto de taza de pan rallado

pimienta al gusto

Sal al gusto

Aceite para cocinar

Pan suave

Ingredientes opcionales para servir: tomate, lechuga, aguacate, salsa de tomate o salsa de yogurt 

 

Preparación:

En un recipiente grande, mezclar el picadillo de pollo, las espinacas picadas, el ajo picado, la cebolla picada, el pan rallado y el huevo. Añadir pimienta y sal al gusto y mezclar bien todos los componentes hasta que estén bien mezclados.

Dividir la mezcla en partes del tamaño esperado y forma las hamburguesas utilizando las manos. Se pueden hacer del tamaño que se prefiera, pero hay que asegurarse de que tengan un grosor semejante para que se cocinen de modo uniforme.

Calentar un poco de aceite en una sartén grande a fuego medio a alto. Cuando el aceite ya se encuentre caliente, colocar las hamburguesas en la sartén y cocinarlas durante unos 5 o 6 minutos por cada lado, o hasta que estén cocinadas y doradas completamente.

Una vez que las hamburguesas ya estén cocinadas, quitarlas de la candela y dejarlas reposar por unos minutos antes de servirlas.

Servir las hamburguesas en pan redondo y suave y agregar los ingredientes opcionales favoritos, como tomate, lechuga, aguacate o salsa. Se pueden acompañar con papas fritas al horno o una ensalada fresca para complementar la comida.

 

Batidos de frutas y vegetales

Ingredientes:

Un plátano maduro, picado en pedazos

Una taza de hojas de espinacas que sean frescas

Media taza de cualquier fruta al gusto, como mango o piña,

Media taza de yogur

Media taza de leche de vaca

Hielo, opcional, para una sensación más fría

 

Preparación:

Colocar todos los ingredientes en una batidora.

Batir todo a alta velocidad hasta que la mezcla se encuentre homogénea y suave. Si se prefiere una consistencia más espesa, se puedes añadir menos líquido; pero si se opta por una consistencia más líquida, se puedes añadir más líquido.

Probar el batido y ajustar el sabor según sea preciso. Si se prefieres un batido más dulce, se le puede adicionar un poco de miel o un edulcorante.

Una vez que el batido se encuentre a tu gusto, servirlo inmediatamente en vasos apropiados y a disfrutarlo.

Se puede decorar los batidos con una pizca de canela en la parte superior para darles un toque adicional o tajadas de frutas frescas.

 

Rollitos de tortilla con relleno de vegetales

Ingredientes:

Tortillas de huevo de 1 huevo

Un pepino, cortado en ruedas finas

Una zanahoria grande, bien rallada

Una taza de hojas de espinacas que sean frescas

Un pimiento rojo, picado en tiras finas

Puré de tomate

Pimienta al gusto

Sal al gusto

 

Preparación:

Prepara todos los ingredientes que es picar el pepino, rallar la zanahoria, y el pimiento en tiras finas y lavar las hojas de las espinacas.

Extiende una tortilla de huevo sobre una superficie plana.

Untar una delgada capa de puré de tomate en toda la superficie de la tortilla.

Colocar algunas hojas de espinacas sobre el puré de tomate en el centro de la tortilla.

Añadir una capa de zanahoria rallada, seguida de tiras pimiento rojo y de ruedas de pepino.

Espolvorea un poco de pimienta y sal al gusto sobre las verduras.

Doblar los lados cortos de la tortilla hacia adentro y luego enrollar la tortilla desde uno de los lados largos, asegurando de que el relleno esté envuelto bien.

Repetir el proceso con las tortillas restantes y el relleno de vegetales.

Cortar los rollitos en rodajas diagonales para servir como almuerzo o aperitivo.

De manera opcional, se pueden refrigerar los rollitos durante varios minutos antes de cortarlos para que se conserven firmes.

 

Yogur congelado de frutas

Ingredientes:

Dos tazas de yogur

Dos tazas de frutas congeladas de tu elección (como mamey, frutabomba, mangos, piñas, etc.)

Dos o tres cucharadas de miel opcional, según la dulzura deseada

Una cucharadita opcional de extracto de vainilla

 

Preparación:

Coloca el yogur natural en un recipiente grande.

Agregar las frutas congeladas al yogur. Se puedes usar una mezcla de frutas o una sola fruta, según las preferencias.

Si se quiere endulzar el yogur, agregar la miel al recipiente. También se puede añadir extracto de vainilla para darle un sabor extra.

Con una batidora, mezclar todos los ingredientes hasta que estén totalmente combinados y se obtenga una mezcla cremosa y suave.

Colocar la mezcla en un recipiente apto para congelador o en moldes para helados.

Congelar el yogur durante por lo menos 4 a 6 horas o hasta que esté totalmente congelado.

Cuando ya esté congelado, sacar el yogur del congelador y que repose a temperatura ambiente por varios minutos anteriormente a obsequiarlo. Esto favorecerá a que sea más sencillo de servir y de deleitarse.

Servir el yogur congelado de frutas en recipientes apropiados o en conos de helado, y a disfrutar de este refrescante y delicioso postre casero.

 

Batido de piña y mango 

Ingredientes:

Una taza de piña fresca, picada en pedazos pequeños

Un mango maduro, pelado y picado en pedazos pequeños

Media taza de yogur

Azúcar o miel opcional para al gusto endulzarlo

Hielo opcional, para una sensación de más frío

 

Preparación:

Coloca todos los ingredientes en una batidora.

Mezclar todo a alta velocidad hasta conseguir una mezcla homogénea y suave. Si se quiere una consistencia más líquida, se puede añadir más yogur. Si se elige una consistencia más espesa, se puedes añadir menos yogur.

Probar el batido y ajustar el nivel de dulzor añadiendo azúcar o miel al gusto, si fuese necesario.

Quien desee un batido más frío, puede añadir algunos cubitos de hielo a la mezcla y volver a batir hasta que estén completamente triturados.

Una vez que el batido esté al gusto, servirlo inmediatamente en vasos apropiados y a disfrutarlo.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos