domingo, 21 de abril de 2024

Iván Silva planchó su kimono (+Video)

Se desquitó y terminó con medalla de bronce en el Grand Slam de Antalya, Turquía, donde no todo resultó feliz...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 01/04/2024
0 comentarios
Iván Silva en su pelea decisiva, este domingo, ante el uzbeco
Iván Silva en su pelea decisiva, este domingo, ante el uzbeco

Hace ya varios años que el judoca cubano Iván Silva, de la división de los 90 kilogramos, es uno de los mejores del mundo. Y acaba de demostrarlo una vez más desquitándose de un mal día un domingo atrás. Es que ahora terminó con una de las medallas de bronce en el Grand Slam de Antalya. Turquía.

 

Se trató, por mucho, de la noticia más agradable conseguida durante los tres días de esa porfía con una categoría tan exigente (sí, la de Grand Slam), en la cual también tuvimos algunos eclipses que tendrán su lógico espacio en esta nota.

 

Y, por cierto, de momento no habrá desquite para los cubanos en esta gira europea, pues el Grand Slam de Antalya resultó la última oportunidad en esta llamada ruta crítica, es decir, la preparación con vistas a los cada vez más cercanos Juegos Olímpicos de París 2024 (del 26 de julio al 11 de agosto).

 

Un apunte importante antes de seguir desplazándonos por los tatamis: hay algo que la mayoría de los lectores de Cubahora saben, pero que vale la pena recordar. El judo tiene una gran fuerza mundial, se ha desarrollado muchísimo en los últimos años. Es decir, que puede entrar muy bien dentro de lo posible, como sucedió, reveses ante rivales más relegados en el ranking. Quizás no sea para preocuparse, y sí para ocuparse…

 

NADA FÁCIL

Lo anterior lo decimos no solo por Iván Silva, subcampeón mundial en Bakú 2018, pues hubo otros casos dentro de nuestros compatriotas. Pero nuestra afirmación encaja como anillo al dedo con lo que lo ocurrió a él (número 4 del ranking mundial).

 

Su único revés este domingo fue ante un contrario situado como el 35: el azerí Vugar Talibov, campeón de los Primeros Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires 2018, quien se las ingenió para vencerlo por wazari awazete ippon.

 

Talivov quedó con la medalla de plata, su segundo mejor resultado de por vida en Grand Slam, luego del bronce en el de Bakú, en febrero pasado, ¿una señal de que pudiera ir en ascenso mientras se acercan los Juegos Olímpicos?

 

Antes de ese traspiés Silva había terminado feliz contra el alemán Eduard Trippel (por hansoku make), lo cual no resultó nada fácil, pues la decisión tuvo que llegar en tiempo añadido.

 

¿Quién es este Trippel que le exigió tanto? El subcampeón de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el ganador de dos medallas de plata y tres de bronce en Grand Slam.

Luego venció ya casi agotándose el tiempo al dominicano Robert Florentino (wazari), quien como se recuerda es un gran rival suyo en nuestra área geográfica, un hombre a tener en cuenta, y ganador antes de una medalla de bronce en un Grand Prix, el de Marrakech 2019.

 

A LO GRANDE

Luego del traspiés Iván Silva reaccionó como hacen los grandes campeones: se sacudió el judogui (o, como le dicen muchos, el kimono), y se preparó para su próximo combate: entonces, claro, en repechage, se deshizo del francés Maxime-Gael Ngayap Hambou, quien tiene en su haber una de plata y dos de bronce en Grand Slam.

Entonces lo esperaba un rival con un expediente para respetar (¿ya escribimos antes que el judo tiene muchísimo nivel?).

 

Sí, la pelea ahora iba a ser ante el uzbeco Davlat Bobonov, subcampeón mundial en Budapest 2021, séptimo en el ranking, a quien despachó incluso por la vía del ippon.

¿Algo más que decir sobre Bobonov? Sí, en su paso nada desdeñable por Grand Slam ha terminado en el cuello con dos medallas de oro, tres de plata y cuatro de bronce.

 

NO SACOS ROTOS

Y no vamos a contradecirnos con lo escrito al inicio, sobre la fuerza mundial del judo, y la posibilidad de caer ante rivales más relegados en el ranking, pero tampoco es algo como para echar en saco roto ya tan cerca de los Juegos Olímpicos.

 

Es verdad que hubo cubanos perdiendo ante contrarios al parecer inferiores, e incluso en sus primeros combates.

Y eso de ceder en sus primeras presentaciones ocurrió este domingo nada más y nada menos que con la multimedallista olímpica y mundial Idalys Ortiz (+de 78) y Andy Granda (+ de 100), campeón mundial en Taskent 2022, y ganador de bronce hace dos domingos en el Grand Slam de Tiflis (Georgia).

 

Ortiz no pudo contra la francesa Lea Fontaine, sexta del ranking, y con una medalla de oro, tres de plata y cuatro de bronce en este tipo de competencias.

Y Granda cayó en su duelo con el eslovaco Marius Fizer, un judoca que no ha podido subir al podio ni una vez en campeonatos mundiales (6 participaciones en ellos), Grand Slam (17) ni Grand Prix (6). Pero no siempre 2+2 es igual a 4.

 

Sí… ¡no echar nada de esto en saco roto!

 


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos